SSD KINGSTON 120GB LENTO, PERO SEGURO


Kingston. Famosa por sus fantásticas memorias USB, lleva ya su tiempo en el mercado de las unidades de memoria flash. Dio su paso a los discos rígidos cuando estos comenzaron a bajar modestamente de precio, y desde entonces sigue sacando sus productos al mercado al ritmo de los fabricantes líderes en este nicho del mercado. Y es que los SSD (o discos de estado sólido) se conocen desde hace ya tiempo, pero en estos últimos años cuando su bajada de precio ha permitido a muchos usuarios conocer sus bondades. Su bajada de precio, sí, pero también su aumento en cuanto a la fiabilidad de estos (pues los más antiguos, y los no tan antiguos, tenían una vida limitada a unas “pocas operaciones de escritura/lectura”).

Tal es la evolución de estos discos de estado sólido, que ahora cualquier fabricante de cierto renombre se ha decidido a sacar sus propios SSD, algunos con más sombras que luces.

Kingston, en nuestra opinión, nunca ha sido una marca (desde sus inicios en memorias creo que quedó claro) que prometa grandes tasas de transferencia o prestaciones fabulosas que se traducen en precios también fabulosos (y astronómico$). Sin embargo, y a las memorias de esta marca me remito, la gran victoria de esta marca sobre las otras es SU EXTRAORDINARIA FIABLIDAD (sí, en mayúsculas, porque se lo merece), manteniendo a su vez una extraordinaria relación calidad/precio.

El rendimiento lo vamos a comentar brevemente, ya que por este precio es casi lo de menos, ya que su atractivo está en los usos que se le puede dar, sobre todo para rejuvenecer aquellas viejas glorias como portátiles. Eso sí, mínimo una interfaz SATA II para que se note la mejora de rendimiento. No olvidemos que está rebajado a 60€ y es de 120GB. Muchos portátiles y ordenadores lo agradecerán cuando instalemos en él unas cuantas aplicaciones y el sistema operativo de turno.

Este modelo nos da una gran velocidad de lectura (comparada con la de otros modelos anteriores, se ha mejorado mucho). A todo esto hay que añadir la gran fiabilidad de la que se jacta Kingston, ofreciendo además 3 años de garantía. Es perfecto para cualquier equipo, y con un desembolso irrisorio.

Concluyendo, Kingston no es la marca más puntera del mercado, y este modelo tampoco es el que más ventajas ofrece respecto a sus competidores más directos, como los CRUCIAL M500 o los SAMSUNG EVO. Pero, su precio en oferta lo hace increíblemente apto para rejuvenecer todo tipo de equipos, o para todo aquel que aún no haya comprobado qué tal se comporta un SSD.

Nuestra recomendación, es que lo uséis para instalar aplicaciones y sistema operativo. La gran ventaja de un SSD es que no se fragmenta, y no hay que preocuparse de mantenerlo periódicamente. Podemos tener tranquilamente el ordenador sin formatear un año y no notaremos merma de rendimiento. La gran velocidad de escritura/lectura de un SSD y la ausencia de fragmentación agiliza el comportamiento del sistema y lo hace muy cómodo de usar durante un tiempo prolongado y con bastantes aplicaciones abiertas (siempre depende también de los recursos de nuestro sistema).

Repetimos, ¡está de oferta por 60€!

Recommended Posts

Leave a Comment